Publicado el 12 febrero, 2014 por Prensa Alcaldia de Baruta en Noticias
 
 
 

BLYDE: COMBATIREMOS EL HAMPA CUESTE LO QUE NOS CUESTE

05
05

Baruta, 12 de febrero 2014. El Alcalde de Baruta Gerardo Blyde informó que dos funcionarios de PoliBaruta, José Palma y Wilfredo González, fallecieron calcinados la madrugada de este miércoles, durante una persecución que terminó en un choque, en la autopista Prados del Este, entre una patrulla y la camioneta donde cinco secuestradores llevaban a su víctima, quien está fuera de peligro.

El Alcalde lamentó la muerte de los funcionarios de la Policía Municipal,  anunció su ascenso post mortem y decretó tres días de duelo en el municipio.

“Fueron funcionarios extraordinarios que entregaron sus vidas en el cumplimiento del deber”, dijo Blyde, quien insistió en que seguirán combatiendo a la delincuencia cueste lo que cueste. “Que lo sepan los delincuentes: Jamás cesaremos en nuestra función de resguardar la vida y bienes de cada uno de los baruteños, con todas las herramientas que tengamos a la mano”.

El Alcalde hizo un llamado a los vecinos para que confíen plenamente en su policía municipal. “La paz también se logra con la participación ciudadana. Nunca dejen de llamar a su policía de Baruta, utilicen el 171 para cualquier hecho irregular que vean en su zona ya sea popular, residencial o comercial. Confíen en los sistemas de información que colocamos a su servicio y en los números de los nuevos cuadrantes”, aseguró.

“Esta lucha la vamos a ganar con la coordinación de todos los cuerpos de seguridad. Pero exigimos que no haya impunidad. La policía está haciendo su trabajo y pedimos que los fiscales hagan el suyo y no suelten a delincuentes con prontuarios comprobados”, agregó.

Luego de narrar los hechos, el Alcalde Blyde informó que cuatro de los cinco sujetos que viajaban con la persona secuestrada fallecieron. El individuo que sobrevivió fue trasladado a la sede PoliBaruta y puesto a disposición de los órganos judiciales. Presuntamente eran parte de una sanguinaria banda de secuestradores que operaba no sólo en Caracas, sino que tenía azotadas las zonas de Guarenas, Guatire y Barlovento.

El secuestro se produjo en Manzanares y fue presenciado por  el custodio de un edificio, quien llamó a Polibaruta. Inmediatamente la policía cerró el municipio y comenzó la persecusión. Palma y González recibieron la alerta mientras patrullaban por su sector -Santa Fe y Valle Arriba- minutos antes del enfrentamiento y colisión en la autopista, a nivel de Las Mercedes.